17 de nov de 2014

Metro refuerza el control tras detectar en verano rastros de legionella en 3 trenes

Metro de Madrid ha incrementado los controles toxicológicos en la red de ferrocarril metropolitano después de que una inspección rutinaria hallase en el mes de junio rastros de legionella en el agua nebulizada del sistema de extinción de incendios de tres trenes de la compañía que fueron inmediatamente precintados.


Según informaron a Madridiario trabajadores de Metro y confirmaron un portavoz de la empresa y dos sindicatos, una inspección rutinaria de los técnicos de prevención de riesgos laborales de la empresa detectó el pasado mes de junio la presencia de rastros de esta bacteria aeróbica en el Sistema de Detección y Protección contra Incendios (SDPI) de tres trenes de la compañía. Dicho sistema nunca ha llegado a ponerse en marcha en ningún convoy de este medio de transporte al no haberse producido incendios que hicieran precisa su utilización, confirmaron fuentes oficiales de Metro, con lo que no ha habido riesgo para ningún usuario.
Tras informar a la dirección, los trenes sospechosos fueron retirados inmediatamente de la circulación y sometidos a dos exámenes toxicológicos, uno interno y otro realizado por una empresa externa. Dichos análisis ratificaron la presencia de legionella en niveles no peligrosos para la salud. Posteriormente, las máquinas fueron desinfectadas y, tras recibir la certificación externa de la eliminación de cualquier agente patógeno, puestas de nuevo en servicio a mediados del pasado mes de septiembre.
El hecho fue trasladado a la comisión de salud laboral de la compañía que, según ha trascendido ahora, lo debatió en septiembre. Dirección y representantes de los trabajadores acordaron entonces incrementar los controles para evitar cualquier posible alerta toxicológica por esta bacteria. Fuentes de la empresa indican que estos controles se realizan desde entonces con mayor asiduidad para evitar la posible aparición de nuevos casos.

Nenhum comentário: